Entradas

Jamones sin fronteras

Imagen
Cuando me preguntan qué es lo que más echo de menos al estar expatriada, mi respuesta siempre es muy rápida: "¡El jamón serrano!" Si, ya sé que debería decir que echo de menos a la família, a los amigos, mi casa, mi trabajo anterior... pero a mi madre la veo con frecuencia por Skype, con los amigos nos comunicamos por Whatsapp, mi casa es el sitio donde me encuentro con mi marido y mis hijos, ahora tengo otro trabajo que, aunque diametralmente diferente al anterior, también me apasiona, con lo cual, lo que más echo de menos continúa siendo ¡El jamón serrano! Ese olor, ese tacto al coger una loncha con la mano, ese sabor que se derrite lentamente en tu boca y ese éxtasis al tragártelo para acto seguido empezar de nuevo el ritual de los sentidos. Si, si, mi jamón serrano. Y después de unos años en Massachusetts, finalmente puedo decir que ya tengo todo lo que quiero. Una de las personas más maravillosas que conozco, Ana, me presentó a una amiga suya que tiene una empresa por inter…

Experiencias en la costa oeste: 8. Antelope Canyon

Imagen
Rojo. Rojo que te quiero rojo y tonos cromáticos en la gama de los calientes te rodean por doquier. Arriba, abajo, derecha, izquierda... todo a tu alrededor es de unos tonos rojizos, como si un mar de fuego te envolviera sin dañarte, sólo asombrando a tu alma con este arsenal de rojos y rojizos. Decenas de personas, distribuidas en grupos de unas quince personas, vamos revoloteando a derecha e izquierda, intentando que nuestra cámara pueda captar la maravilla que tenemos delante de nuestros ojos. Más tarde, tranquilamente en el hotel, comprobaremos apesadumbrados que no es así. Y así, dentro de un mundo de rojos, dejamos que nuestros ojos persigan las ondulaciones de unas rocas que el agua ha transformado en maravilla. Nuestro guía, un simpático jovenzuelo, nos va guiando, tiene la paciencia de tirar fotos familiares, y nos acompaña tranquilamente pero sin pausa hasta el exterior, para que no seamos nosotros el grupo que encalle al siguiente, puesto que nos vamos sucediendo sin cesar. …

Sonidos animales

Imagen
Hay muchas, muchas cosas diferentes entre nuestra casa patria y la América de los pilgrims, donde actualmente vivimos. Aunque una de las cosas que yo consideraba que no habían cambiado es el lenguaje con el que se hablan los animales entre si. Craso error. Aquí, las onomatopeyas para definir como "habla" un pájaro o un perro son diametralmente opuestas a las que yo usé de pequeña. El otro día mi pequeño me dice: "Mira, mamá, qué pajarito tan bonito, y cómo canta: "¡cacaaaa, cacaaaa!" ¿Pero como que "¡cacaaaa, cacaaaa!"? Los pajaritos no dicen "¡cacaaaa, cacaaaa!" al hablar, dicen "piiiiuuuuu, piiiiuuuuuu" y si son pajarracos, como mucho les sale el "Pio, pio". Al día siguiente, mi mayor me dice que había escuchado al perro de los vecinos ladrar: "Mamá, el perro ladraba "¡uof, uof!" hasta la extenuación, no había manera de que callase". ¿Pero como que "uof, uof"? Los perros dicen "bup, bup"…

Criterio de estilo

Imagen
Tengo dos hijos. Varones. Durante la semana escolar, visten de la siguiente forma: - camiseta deportiva - pantalones deportivos - ropa interior deportiva - calcetines deportivos - calzado deportivo Durante el fin de semana, visten de la siguiente forma: - camiseta deportiva - pantalones deportivos - ropa interior deportiva - calcetines deportivos - calzado deportivo a no ser que su padre y amado esposo mío o su madre oséase yo misma, les gritemos a los cuatro vientos que deben arreglarse para ir a ver un espectáculo, o a cenar con unos amigos o a caminar por la montaña. Entiéndase que nuestra manera de arreglarse es con tejanos y una camiseta no deportiva, hace ya tiempo que dejé de soñar con camisas y pantalones de franela. Pero aunque debo decir que mis vástagos se han acostumbrado a la comodidad total y han huído definitivamente de la moda, si que tienen su propio criterio para elegir las camisetas que se ponen cada día. De entre todas las que encuentran en el cajón, sólo se ponen sus dos o tre…

Gracias John Lasseter

Imagen
Vimos Cars 3. No tenía ninguna buena expectativa para la película, ni cuando vi el trailer me estremecí en ningún momento de emoción. Más de lo mismo, vaya, un campeón que después de muchos percances volverá a ser campeón. Un Rocky 3 a lo automóbil. Mis hijos, atentos a la pantalla, pero por lo que a mi respecta, ninguna emoción digna de mención aparte de aburrimiento.  Pero, atención, al final de la película, las cosas cambian radicalmente, se produce un giro frenético en el guión y me encuentro delante de uno de los argumentos más reivindicativos en pro de derechos lógicos y éticos que nunca había visto. Llegados a este punto, noviembre del 2017, dudo que mis comentarios sobre la película sean espoilers, así que allá voy: 1.- La protagonista, al final de la película, es una mujer (vale, si, "una coche"). Una mujer a la que toda la vida le han dicho que debe tocar con los pies en el suelo (si, si, con las ruedas en este caso), que no merece la pena soñar en quimeras inalcanzab…

Experiencias en la costa oeste: 7. Grand Canyon

Imagen
Grand Canyon es el primero de los parques que visitamos en Arizona. Horas de coche después de nuestro inolvidable Mighty Five (o, lo que es lo mismo, nuestras excursiones por los cinco parques nacionales de Utah), nos trasladaron a uno de los parques nacionales más famosos del mundo. Al llegar al parque, nos paramos en mitad de la carretera, junto con el resto de coches que iban y venían, observando a un alce que comía tranquilamente sin importarle demasiado a la multitud de curiosos a los que había congregado. Si, ésta es una de las máximas de los parques naturales, los animales salvajes no tienen miedo de los humanos. Los humanos les sacan millares de fotos, los observan, se acercan lo más que su miedo les permite, incluso algunos adultos o niños les dan un poco de comida aunque está totalmente prohibido... pero nadie lastima a los animales. Nadie. Fenomenal. Después de la visión del alce, sin que nadie pitara por adelantar a los coches que nos habíamos congregado allí, continuamos …

Mamá gilipollas

Imagen
He decidido basarme en la ciencia para intentar entender a mis hijos. Aparte del prueba-error que ya tantas veces he probado en mi vida y con el cual he obtenido errores inmejorables, ahora estoy probando diferentes teorías a través de hipótesis bien argumentadas. Uno de mis últimos trabajos científicos es el siguiente: Título: Los amigos de mi hijo Cada día, al recoger a mis pequeños en la parada del autobús, les formulo la misma pregunta: ¿Qué habéis hecho en el cole hoy? Sus respuestas, cada día, son una de las siguientes, o con suerte las dos juntas: - No lo sé; - No me acuerdo. Muchas pistas para generar hipótesis no me dan, con lo cual yo continúo insistiendo, por eso de averiguar qué hacen mis hijos cuando se separan de mi. Formulo, pues, la siguiente pregunta: ¿Quieres que organice una playdate con alguno de tus amigos?(playdate, oséase que un niño amigo de tu hijo venga a tu casa dos horas, corran, salten, jueguen al Minecraft y uno de sus progenitores lo recoja puntualmente con un gr…